Flexibilidad Psicológica

Flexibilidad Psicológica

¿Qué es la flexibilidad psicológica?
La FLEXIBILIDAD PSICOLÓGICA implica entrenarnos en APRENDER a VIVIR el MOMENTO PRESENTE, haciendo espacio a las EXPERIENCIAS INTERNAS DIFÍCILES, tomándolas como lo que son: experiencias internas. La FLEXIBILIDAD PSICOLÓGICA implica, poder reconocer que somos mucho más que esas experiencias. Podemos CULTIVAR una vida valiosa si estamos dispuestos a movernos hacia aquello que es más importante para nosotras, aún en presencia de esas EXPERIENCIAS.
Definición de Steve Hayes
La flexibilidad psicológica es «la capacidad de sentir y de pensar con apertura mental, de asistir voluntariamente a la experiencia del momento presente y de avanzar en las direcciones que son importantes para nosotros, al tiempo que forjamos hábitos que nos permiten vivir de un modo congruente con nuestros valores y aspiraciones». Se trata de aprender a no evitar lo que nos resulta doloroso y a aproximarnos al sufrimiento, para poder vivir una vida llena de sentido y de propósito.
¿Cómo desarrollar Flexibilidad Psicológica?
Es posible desarrollar flexibilidad psicológica mediante seis habilidades:
  • Defusión. Es decir, dejar de asumir como ciertos todos y cada uno de los pensamientos que surgen en la mente. De este modo, dejaremos de responder guiados por ellos. Tendemos a fusionarnos con los pensamientos por el anhelo o necesidad de coherencia y comprensión de todo lo que nos pasa.
  • El desarrollo de una perspectiva del yo: La conciencia misma y la distinción entre lo que soy y lo que experimento. Tendemos a identificarnos con una imagen concreta de yo mismo, por el anhelo o necesidad de pertenecer y de conectar con el grupo con los demás.
  • Aceptación. Referida al desarrollo de la habilidad de estar con la experiencia (emociones, pensamientos y sensaciones físicas) en lugar de evitarla. Aceptar significa tomar lo que te es dado tal cual es. Tendemos a evitar la experiencia interna desagradable por supervivencia, y por el anhelo o necesidad esencial que tenemos de sentir, los humanos buscamos sentir, pero eso incluye todo tipo de sentimientos, no sólo los agradables.
  • Momento Presente: Referida a ampliar la conciencia de lo que nos ocurre en cada momento, en lugar de estar atendiendo durante tanto tiempo al pasado o el futuro. La tendencia a escaparnos del presente, tiene que ver con nuestro anhelo o necesidad esencial de orientarnos.
  • Valores. Esta habilidad consiste en definir qué cualidades queremos cultivar en nosotros y en las relaciones con los demás.
  • Acción Comprometida. Habilidad de actuar en dirección a los propios valores, en la dirección que uno elige. Es dejar de actuar  al servicio de evitar sentirnos mal, aunque a veces esta acción «valiosa» sea más difícil. Los humanos compartimos el anhelo o deseo natural de ser competentes, de sentir que podemos hacer o aprender distintas cosas, y por eso es beneficioso aprender a actuar hacia lo que es valioso para cada uno.