Blog

¿Cómo detectar y tratar el trastorno de ansiedad?

¿Cómo detectar y tratar el trastorno de ansiedad?

¿Evitás situaciones de exposición como hablar delante de un auditorio, en una fiesta o dar una lección?

¿Sentís mucho temor de ser juzgado por los demás?  ¿Evitas conocer gente nueva? Si te sentiste así durante por lo menos seis meses y estos sentimientos te traen dificultades para hacer las tareas cotidianas, como hablar con otros en el trabajo o en la escuela, es posible que tengas un trastorno de ansiedad social.

La ansiedad social es una emoción muy relevante para nuestras vidas, ya que puede resultar muy útil y adaptativa. Puede ser un motor para la realización de acciones eficaces; para motivarnos a trabajar y prepararnos y así, llegar a realizar mejor una amplia variedad de tareas. La mayoría de las personas sentimos ansiedad social cuando deseamos dar una buena impresión.

         Ante situaciones de la vida cotidiana como ser: hablar en público, conocer a la familia de una nueva pareja, tener una entrevista laboral, etc., podemos experimentar signos de ansiedad: palpitaciones, sudoración, temblores, ruborización, dudar. Mientras estos signos no nos impidan evitar y transitar estas actividades, no estamos en presencia de una dificultad o problema.

         Sin embargo, las personas que padecen trastorno de ansiedad social experimentan importantísimas dificultades en muchas áreas del funcionamiento humano que requieren la presencia o la interacción con los demás:

  • Enrojecerse, sudar, temblar, o sentir que el corazón les late muy rápido o que su “mente se pone en blanco”;
  • Tener náuseas o malestar estomacal;
  • Mostrar una postura corporal rígida, hacer poco contacto visual o hablar con una voz sumamente baja;
  • Sentirse asustados o dificultárseles estar con otras personas, especialmente si aún no las conocen, y tener dificultad para hablar con ellas por más que quisieran hacerlo; “no voy a decir nada importante”
  • Ser muy conscientes de sí mismas frente a otras personas y sentirse avergonzadas y torpes; “temblaré, “haré algo tonto”, etc.
  • Tener mucho miedo de que otras personas las juzguen; “soy feo”, “Soy aburrido”, “no sé nada”, etc.
  • Evitar los lugares donde hay otras personas; cancela a último momento.
  • Los estudios realizados sobre el tema, indican que el trastorno de ansiedad social suele ser de inicio temprano, generalmente en la adolescencia, aunque el mismo, puede aparecer en la niñez. Durante la infancia, el trastorno de ansiedad social suele estar asociado a fobia escolar, ansiedad de separación, inhibición comportamental y timidez. Si no es adecuadamente tratado, el curso del trastorno suele convertirse en crónico, dando lugar a importantes problemas en la vida de la persona, en lo personal, académico y/o laboral.

    El tratamiento cognitivo comportamental es el que más se ha desarrollado en los últimos años y el que ha demostrado mayor eficacia. El tratamiento puede ser grupal o individual.

    Las intervenciones se centran en el trabajo sobre los siguientes aspectos:

  • Entrenamiento en habilidades sociales; su entrenamiento permitiría mejorar su ejecución social;
  • Entrenamiento en relajación aplicada: para así controlar el nivel de activación fisiológica asociada a la respuesta de ansiedad;
  • Exposición sistemática y gradual; es la intervención básica utilizada en el tratamiento de cualquier tipo de fobia; la exposición se puede llevar a cabo en las situaciones reales o simulando las situaciones mediante técnicas de role playing o ensayos de conducta, o en imaginación.
  • Terapia cognitiva: identificando y modificando aquellos aspectos cognitivos que juegan un papel importante en el mantenimiento de los trastornos mentales.

Si vos o tu hijo o hija sienten estos síntomas, en Grupo Etapas contamos con terapeutas altamente capacitados y entrenados para evaluar y realizar tratamientos para ansiedad social.


Tags:

Blog

Dificultades en la alimentación en niños con dificultades en el neurodesarrollo

10 OCT | María Florencia Dasso

Muy a menudo suelen observarse niños con dificultades en el neurodesarrollo con problemas para alimentarse, estas pueden observarse como dificultades para realizas las transiciones de una consistencia a otra o de un tipo de alimento a otro, rechazo de la ingesta o de la situación de alimentación, elección siempre de los mismos alimentos, arcadas y vomito en el momento de la ingesta, ingestas excesivas o consumo de elementos no comestibles, entre…

¿Cómo detectar y tratar el trastorno de ansiedad?

04 OCT | Vanina Teti

¿Evitás situaciones de exposición como hablar delante de un auditorio, en una fiesta o dar una lección? ¿Sentís mucho temor de ser juzgado por los demás?  ¿Evitas conocer gente nueva? Si te sentiste así durante por lo menos seis meses y estos sentimientos te traen dificultades para hacer las tareas cotidianas, como hablar con otros en el trabajo o en la escuela, es posible que tengas un trastorno de ansiedad social.…

¿Cómo favorecer la gestión emocional en nuestros hijos?

06 SEP | Vanina Teti

El control emocional, o la capacidad de no reaccionar inmediatamente a todas las emociones que experimentamos, constituye uno de los mayores retos a que se enfrentan nuestros hijos. Cuando no disponen de esta clase de control, suelen gritar, pegar, morder, tirar cosas, o adoptar otros comportamientos conflictivos. Es probable que también les resulte difícil tranquilizarse. La capacidad de reconocer y manejar las emociones y el estrés será diferente…